La ciudad de escarcha

UN EMOTIVO ESPECTÁCULO A PARTIR DE LA ICÓNICA NOVELA “ENTRE VISILLOS” DE CARMEN MARTÍN GAITE en colaboración con Espacio Inestable y la Fundación Centro de Estudios de los Años Cincuenta – Carmen Martín Gaite.

¿Cómo se vivía en España hace setenta años? ¿Qué podían o no podían hacer los jóvenes en una ciudad de provincias de aquél tiempo? ¿Cómo se relacionaban? ¿Cómo bailaban, cómo sentían? ¿Cómo de difícil era para una mujer llegar alcanzar un sueño como el de estudiar una carrera?

Estas, y otras preguntas, son las que la compañía CRIT ha tratado de responder en el espectáculo “La ciudad de escarcha”, una fiel adaptación textual de la novela de Martín Gaite, pero concebida como un divertido y emotivo espectáculo de hoy y para hoy.

 

“La ciudad de escarcha” es un crudo retrato de la juventud de una ciudad española durante el primer franquismo. Una juventud abúlica, encerrada en su pequeño mundo de convencionalismos y estrecheces.
Un panorama desesperante sobre todo para las mujeres, las chicas jóvenes, a las que aún con más dureza se les reduce su campo de acción a poco más que a hacer sus labores, a cuidar su imagen y a buscar ansiosamente un marido.
Pero, en todo campo de trigo, nacen furiosas amapolas que se agitan y se retuercen en busca de un nuevo horizonte de posibilidades. En esos tiempos pasados y también ahora.

Texto original: Carmen Martín Gaite
Dirección y dramaturgia: Anna Marí
Intérpretes: Daniel Tormo, Maribel Bayona, Josep Valero, Rebeca Izquierdo y Anna Marí.
Ayudantía de dirección: María José Mora
Movimiento escénico: María José Soler
Espacio escénico: Luis Crespo
Vestuario: Tonuca Belloch
Espacio sonoro: Panchi Vivó
Voces en off: Victòria Salvador, Alfred Picó, José Montesinos, Empar Canet, Laia Sorribes, Núria Martín, Maribel Bravo y Panchi Vivó.
Con canciones de Moby
Iluminación: Ximo Olcina
Jefe técnico: Josep Mª Juncosa
Producción: Daniel Tormo
Asistente de producción: María José Casero
Diseño gráfico: Josep Valero
Fotografía: Miguel Lorenzo
Vídeo: Diodo Media
Agradecimientos: Patricia Caprile y Francesc Tomàs Orts

“Solamente uno que vive aquí metido puede llegar a resignarse con las cosas que pasan aquí, y hasta puede llegar a creer que vivey que respira. ¡Pero yo no! Yo me ahogo, yo no me resigno, yo me desespero.”